¿Cómo evitar que tu hijo desarrolle una adicción al móvil?

Child playing phone outdoors in sunny day. Boy looking to phone, playing games or using application

Como ya te comentamos en nuestra última publicación en este blog, es preciso que tomes conciencia de que, a pesar de los múltiples beneficios que aporta el móvil a nuestra vida diaria, y en concreto en lo que se refiere a la capacidad de comunicación y protección de nuestros hijos, también implica riesgos derivados por su uso abusivo o sin control por parte de los más pequeños de la casa.

Por eso, una vez que hace unos días profundizamos en aquellas señales que pueden ayudarte a detectar si tu hijo está experimentando una creciente adicción al uso de su teléfono móvil, desde SeguroyProtegido hoy queremos completar esta información, mostrándote qué puedes hacer para reducir el riesgo de que esta situación se produzca en tu entorno familiar.

Garantiza tu protección y la de los tuyos con SeguroyProtegido

Si detectas que tu hijo utiliza su móvil con mayor frecuencia de la que desearías, y quieres evitar que pueda desarrollar una adicción a este dispositivo electrónico, desde SeguroyProtegido te recomendamos que prestes una especial atención a los siguientes consejos:

  • Controla, en la medida de lo posible, el tiempo que tu hijo dedica al móvil y, sobre todo, el uso que hace de él, ya que este segundo aspecto es quizás más importante que el hecho de que prefieran comunicarse o visionar contenidos en este dispositivo a hacerlo en otros medios tradicionales, como el teléfono fijo o la televisión.
  • Establece, desde el principio, reglas y normas para el uso del teléfono móvil en el ámbito familiar, definiendo qué elementos debe priorizar por encima de su utilización, como sus tareas escolares y domésticas o la necesaria relación con el resto de la familia, qué contenidos no son adecuados, qué precauciones debe tomar en su contacto con otras personas y en qué situaciones no es correcto que dedique su atención a su dispositivo móvil, salvo en caso de urgencia.
  • Por último, si detectas que, a pesar de las medidas de prevención anteriores, tu hijo comienza a mostrar una tendencia creciente a abstraerse de lo que sucede a su alrededor, incluso de una forma casi inconsciente, será el momento de que tomes medidas para restringirle paulatinamente su uso y que no le sirva de obstáculo en el desarrollo de sus habilidades sociales con aquellos que están a su alrededor.

Dejar un comentario