¿Qué medidas de seguridad debes poner en práctica antes de regresar de tu segunda residencia?

Mejora con SeguroyProtegido la seguridad de tu segunda residencia durante el tiempo que esta se encuentra deshabitada

Tras haber pasado unos días de descanso en tu segunda residencia, aquella que sueles habitar preferentemente durante tus periodos vacacionales, ha llegado el momento de regresar a tu residencia habitual y retomar tu actividad profesional y personal.

Pero antes, desde SeguroyProtegido te recomendamos que pongas en práctica una serie de medidas que, a buen seguro, te ayudarán a incrementar la seguridad y protección de tu segunda residencia durante el tiempo que esta se encuentre vacía.

Incrementa tu seguridad doméstica con SeguroyProtegido

Antes de regresar a tu vivienda habitual, desde SeguroyProtegido te recomendamos que lleves a cabo las siguientes actuaciones preventivas en tu segunda vivienda:

Elabora una lista de todos los trámites a realizar antes de dejar tu segunda residencia; en primer lugar, será conveniente que efectúes un listado meditado de las distintas actuaciones que deberás realizar antes de partir, con objeto de que no se te olvide ningún aspecto que pueda desembocar en un problema o incidencia de consideración mientras la vivienda se encuentra deshabitada.

En este sentido, será conveniente que incluyas aspectos como la decisión de cerrar o no los suministros de luz, agua y gas, para evitar escapes y siempre que no desees mantener electrodomésticos u otros dispositivos en funcionamiento hasta tu regreso, como el frigorífico o la alarma, así como otras decisiones en relación a los objetos de valor o la puesta en marcha de medidas de seguridad adicionales.

Cede un juego de llaves a un vecino de confianza; para que pueda ocuparse de la supervisión de tu vivienda durante tu ausencia, y pásale tus datos de contacto para que pueda avisarte en caso de que se produzca cualquier situación inesperada.

Recoge convenientemente los elementos externos de tu vivienda; como es el caso de toldos y mobiliario de jardín, para evitar que puedan verse dañados por las condiciones climáticas y, sobre todo, para que la falta de mantenimiento y limpieza durante tu ausencia no muestre señales visibles de que la vivienda se encuentra vacía.

Evita bajar completamente las persianas; para finalizar, desde SeguroyProtegido te recomendamos que no bajes completamente las persianas exteriores de tu vivienda, ya que es una muestra inequívoca de que esta no está habitada, y plantéate la instalación de temporizadores en sistemas de iluminación de bajo consumo, para que se iluminen durante la noche y ofrezcan así la sensación de que la vivienda está ocupada.

En caso de que tomes la decisión de realizar esta medida, recuerda que deberás mantener activado el cuadro eléctrico del inmueble, tal y como ocurre con la existencia de sistemas de alarma y sensores de movimiento.

Dejar un comentario